Ir al contenido principal

Entradas

Un mundial nuevamente monopólico y ahora sin identidad

De patojo no tenía tele, el señor de la tienda era consciente de la pobreza de la colonia. Cuando iniciaba el mundial sacaba aquella tele en blanco y negro de 12 pulgadas, la ponía en el mostrador y toda la patojada se apiñaba para ver el fútbol.
Era una alegría para todos. Los narradores a veces sacaban de quicio, pero hablaban como nosotros, a todos caía mal José A. Corado, pero poco a poco nos acostumbramos a “la tiene la zaga…” el que siempre lo hizo genial fue Gustavo Velázquez, hombre con un gran acervo cultural y autentico. A él se deben los cachirules mexicanos, y como olvidar su llanto ante la clasificación de una selección juvenil a un mundial.
No es mi afán defender bajo ningún argumento lo nefasto que ha sido para este país el monopolio de Ángel González, tan dañino como Televisa para México. Pero separo esto, de lo que los medios nos ofrecieron en su momento.
Federico Guillermo Silva, Maco Monzón, Meme Pinto, Etc. fueron comentaristas y narradores con originalidad, no rem…

10 años de ser bloguero

Este blog tiene su rato, con temporadas muy celebres y otras largas ausencias, ello debido a que es algo espontaneo, impredecible, quizás como la miserable vida del autor.  Esta catarsis de pensamientos transformados en letras, suelen brotar según mí condenado tiempo lo permite.
Qué decir, qué escribir sobre una vida con decisiones que afectaron mi vida, pero que tomé al evitar el sufrimiento de otros. Ese, si, ese es mi maldito defecto, no puedo permanecer indiferente ante la desdicha ajena. Lo iré desmenuzando, poco a poco. Por el momento he reactivado las redes de este loco pero autentico bloguero.
Para los nuevos visitantes, si es que quedan hoy día aquellos que gustan expandir la imaginación más allá de una imagen o las sandeces simpáticas, les cuento que mi seudónimo se debe a que en mi trabajo abogo por otros y que, la sociedad se ha inmerso, hoy más que nunca, en lo correctamente político y esto afectaría mi labor, pocos gustan de la sinceridad (ahora me figuré igual al novio …

Cuando ya no crees en el amor de tu vida V

Gavilán o paloma
Era linda, no sé que me gustaba más, su belleza o su forma de coquetearme, de hacer como que no le interesaba y de pronto acariciándome, el pelo de preferencia. Yo casi nunca he me le he declarado a una chica, no es que sea papito, resulta que le tengo pánico al rechazo, a hacer el ridículo. Aquella tarde parecía perfecta, pero ese paisaje hermoso podría ser un espejismo, el casi cuarto de siglo que le sacaba de vuelo en esta tierra me decía que ella jugaba con migo; yo me sentía bien con mi pareja y no caería fácil. Me moría por ella, pero consiente era que era por superficialidad, eso debía creer. Lo que más me repetía mis pensamientos era ¿Cómo esa chica se va fijar en vos?, Amanda si te quiere.
Creo que si Amanda no hubiese estado en mi vida, me decido a aventarme al precipicio del probable rechazo o quizá hubiese pasado una noche muy calientito en mi cama. Mi relación era la roca de la que me tomaba, mentalmente desacreditaba lo que parecía perfecto, quizá tanto g…

Cuando ya no crees en el amor de tu vida IV

Un lugar llamado…
La mañana era fresca, desperté algo exaltado, me sentía deshonesto, había comunicado a mi pareja que iría a un noviazgo de mi iglesia, pero no le había dicho que me habían involucrado con una chica que se me insinuaba, me auto convencía que solo era algo social, na más. Llegando el medio día me empecé a preparar, mi asistente me preguntó por qué me esmeraba tanto, le dije a donde iba, y me dijo que si con Amanda (con quien por cierto desarrolló gran afinidad, sepa usted el por qué), le contesté que no, que sería con Jennifer (quien no le caía bien, sin conocerla), pero le aseguré que sería la única vez que saldría con ella, eso quería creer yo. –Ni usted se lo cree.- Dijo burlonamente.
Mi padre llegó aquel sábado a almorzar, yo no comí mucho, tenía comilona a la vista en mi invitación, que no cita, a eso de las 15:00 horas. A la una llegaría el taxista, iban a ser las 2 y naranjas. La chica llamó, ya estaba ubicada donde la pasaría a traer y yo sin vehículo a la vista,…

Cuando ya no crees en el amor de tu vida III

Suerte o destino
A veces te haz de justificar, otras no. No es que no anduviese buscando pareja, de hecho escuché un pensamiento que me puso a pensar: - Muchos solteros lo están, no porque no haya oportunidad, muchas veces ellos prefieren estar solos a estar con cualquiera.-  Probablemente  era lo que a mí me sucedía, buscaba algo especial, y lo que pensé lo sería, quizá nunca supo que lo era.
El 2012 tuve pareja por fin, no podría decir que yo busque esa relación, tampoco que ella lo hiciese, prefiero pensar que las circunstancias nos invitaron. La susodicha empezó a quedarse una vez por semana en mi regazo o viceversa, esto mientras yo intentaba enamorarme de ella, eso lo juro. Y es que repito, cualquiera se sacaría la lotería con tan bella persona. Algo si es muy cierto, nunca he dormido mejor en mi vida con una mujer como lo hice con ella, me transmitía seguridad, era dulce no solo para tratarme, también para amarme. Con el pasar de los días empezó a ser realmente importante para …

Cuando ya no crees en el amor de tu vida II

Dos mujeres, un confundido.
Llegué temprano a eso de las dos de la tarde, una hora antes de la cita. La Plazuela España lucia ya engalanada con un traje de luces, era un 12 de noviembre 2011. En el taxi hacia un tanto de calor, al bajarme me quité la chumpa, y sentí lo agradable de aquel viento seco; la tarde era soleada, de aquellas que inician la época friolenta de cielos despejados y un aire que eriza. Llegué Piccadelly, al encuentro con quien quería apoyarme en uno de mis proyectos, se había enterado por un diario y pretendía según ella, ayudarme.
Un capuchino me hizo compañía, y es que nunca he podido alejarme de la cafeína, un tanto igual de la nicotina, aunque esta última es solo en la intimidad. Le buscaba en la clientela que iba y venia, solo le conocía por su voz, la más dulce y linda que había escuchado por teléfono. En medio de aquel barullo de comensales ambientado con aroma a pan horneado, apareció aquella figura menuda, ataviada con vestimenta intrascendente y de anteojo…

Cuando ya no crees en el amor de tu vida

El recuento de los daños
Que ha pasado en mi vida en estos 3 años de una casi ausencia bloguera? Pos na más que intentos fallidos por ser quien fui algún día, alguien independiente y feliz. Poco después del episodio de la muerte de mi hijo, robaron mi casa mientras dormía y casi que me quedo en bolas, mis amigos sostuvieron mi ingrata vida,  la sostuvieron 4 de ellos pues, sino, creo que algo hubiese hecho, y es que me gustan las soluciones, no los problemas.
Aquel 2009 era imposible. Mi niño murió en julio y a finales de noviembre me robaron. Era como la conjunción de la mala vibra, era 30 de noviembre, después de ir a poner la denuncia al MP venía bajando la cuesta de la hincapié y el taxista pone Navidad Sin Ti, ja!! Ni el Buki sabe cuanto puede afectar a alguien. Pero no lo digo con dolor, lo digo ya en paz.
2010 fue el de transición, poco a poco retomé mi vida. Tímidamente sociabilicé y conocí gente linda. El 2011 lo inicié a lo grande, una conferencia en el Crown Plaza presagiaba …