La peor televisión de Centroamérica

T. V.
Habiendo sido la primera: ¿Por qué nuestra T. V. es la peor de Centroamérica?

Hace años, quizá ustedes puedan recordar, canal 3 tenía una franja de series estelares. Ahí conocimos a Starsky & Hutch, Baretta, El Hombre Nuclear, y tantos otros que hoy son parte del recuerdo de nuestra infancia.
Pero, en algún momento la T. V. mexicana se introdujo de lleno en el monopolio televisivo del país (aun fue más evidente cundo los canales 11 y 13 les pertenecieron; luego de ejecutar, ellos, practicas monopólicas propias de mercenarios capitalistas sin escrupulos, hoy auto llamados libertarios).

Y claro una novela mexicana sale más barata que una serie norteamericana. Quizá la última serie exitosa estadounidense fue “salvados por la Campana”. Un hiriente (pero para mi uno de los escasos auténticos) Horacio Villalobos, dijo en Desde Gayola: “La audiencia mexicana no ha evolucionado, aun no hemos superado la fase de las novelas, como si lo hizo el vecino del norte”. Será evidente que no todo lo relacionado con la T. V. en lo que a evolución se refiere es bueno (lo último: reality show), pero es peor el estancamiento del televidente. ¿Cómo alguien que no tiene para televisión de paga, puede haber visto en un horario Miami Vice y después Rebelde? Cuando debió estar viendo Lost.

Los encargados de programación son incompetentes o las empresas internacionales de T. V. unas zorrás manipuladoras (T. V. Azteca, Televisa, Univisión, Telemando, Etc.).

El resultado: El grueso de televidentes se han perdido de ser testigos de Friends, La Niñera, Frasier, Etc. En lo que respecta a comedias. Expedientes secretos X, Sala de Emergencias, Etc. En lo referido a series. Lo anterior en programas ya extintos (aunque la última mencionada aun se desarrolla), y no digamos lo que hoy es actual.

Y han exhibido algunas series de estas, pero a destiempo y sin una inteligente promoción. A otras las han matado al ponerlas en horarios ilógicos y cambiarlas de hora (Smallville como ejemplo).

No mientan al decir que el gusto ha cambiado, sin promoción y sin una decidida institucionalización del monopolio, la televisión abierta esta a la deriva. Y si el dueño de este negocio ríe pensando que el único ganador fue él, también se equivoca. Si su empresa hubiera evolucionado hoy sería la líder de C. A. vendiendo programas a nuestros vecinos y sus ganancias se hubieran triplicado; mientras hoy se jactan de haber llevado al cine a un folclórico programa de comicidad y haber ganado paupérrimos beneficios comparados con las ganancias de las televisoras transnacionales.

Guatevisión ha sido un bálsamo, lamentablemente son también extranjeros los más influyentes. Pero es aplaudidle el esfuerzo del consorcio de Prensa Libre. El quizá gran peligro que se tiene es caer (como ya se esta haciendo) en un canal elitista y aunque quizá a este segmento de población va dirigido el canal, no deben olvidar que hay gente muy humilde, que ha base de mucho esfuerzo cuenta con T. V. por cable. Y al todo poderoso Santander recordarle que la sobre exposición también tiene su lado malo y que el que el auditorio de Guatemala si bien a estado bajo el yugo de Ángel Gonzáles, el medió en donde ellos se desenvuelven (cable) no.

Señores del monopolio: no se si aun sea tiempo de rectificar, pero de optimizar su medió sí. Yo no les daré la formula, pues ese es el trabajo de sus estrategas (si tienen), y si por casualidad Ángel Gonzáles lee esto, la clave es: Institucionalizar la empresa.

Las comparaciones son odiosas, pero en lo que se refiere a medios son variables infranqueables, por tanto: comparar la calidad de Teletíca (que también está como accionista el megnate, pero aquí no posee todo el control) con el monopolio es suficiente para concluir.

Y si alguien dice que esto es hablar de frivolidades, le digo que hasta para tener un buen rato de ocio se necesita de excelencia y muchos viven de entretener a los que casados de contribuir a la sociedad con su trabajo, solo quieren un rato de esparcimiento.

El afán del presente texto es aportar. Una crítica no puede ser “constructiva” o “destructiva” es critica. Y dependerá de la procedencia y de quién la exprese.

En la próxima entrega (semanal) diré lo que haría con ciertas programaciones y después tratare sobre la T. V. basura tan abundante en nuestros medios.

Prensa escrita
Impactante artículo en El Periódico en la edición del domingo 21 de octubre de Claudia Méndez Arriaza. Y como diría don Éctor Gaitan: “Como me lo contaron te lo cuento porque todo cabe en lo posible” (y si lo lee: El decir lo que se sabe no implica el estar a favor del beneficiado. Por eso hay un premio en E. U. llamado Premio Pulitzer).

Y la otra cara es lo que tristemente le sucede a don Oscar Clemente Marroquin, del diario La Hora. Si son las fuerzas ocultas de la UNE, que desgracia de opciones tiene mi querida Guate. Pero por favor mis queridos compatriotas: Voten. Como dijo Alan García en Perú: “por el menos malo”.

Radio
A los de A todo Pulmón: No se puede llamar objetividad periodística cundo solo se presenta una cara de la moneda (programa de adopciones). Hay algo llamado punto de equilibrio y lo tendencioso se nota tres frecuencias antes de sintonizarlos.

Estoy enamorao. Marta Maria de la Kiss tu vos es mi musa.

Que lastima no escuchar por estos domingos la excelente voz y sensatez de don Francisco Cáceres en E. U.

Lo de la niña del mañanero de la clásica esta “dealpelo” (chapinismo).

Adiós don Maco, me saluda a don Meme Pinto, narraciones inolvidables de los 80´.
La saturación de anuncios de Alfa es insoportable.

Comentarios

Entradas populares