Carmen Aristegui

TV
Nuestro Mundo debiera cambiar de nombre y llamarse: “Nuestra Municipalidad por la Mañana”.

Últimamente me han gustado las películas que Latitud esta empezando a trasmitir al caer la noche, espero que los publicistas vean esta ventana. Cierta vez Noti7 presento una medición que decía que ellos seguían siendo el noticiero que los guatemaltecos más veían. Presentaron graficas, pero en ellas no se especificaba si la medición se había hecho con personas que accedían a la tv por cable, o solo las que tenían tv abierta; y después la pregunta era ¿En donde se ubica es segmento de mayor poder adquisitivo?

PRENSA ESCRITA
La mejor Web es la de La Hora.

Ojalá la nueva ministra de Educación pueda impregnar un poco del pensamiento que se dejaba ver en sus artículos de Siglo Veintiuno; Difícil, pues la hienas impuestas por Acevedo estarán al asecho. En esto, recuerdo saludar al nuevo gobierno, que es quizá, el de mayor duda que se ha tenido. Basta con preguntar por la calle, para saber que algo de la campaña de Otto tuvo éxito. Si todos estaban ilusionados con Serrano, Ramiro, Arzú, Portillo y Berger; y con el actual no, es mi deseo que se equivoquen y este por lo menos intente enderezar el rumbo.

RADIO
Simpático el programa de Tuti y Santander en la Fabulosa.
Zapeta aplica modus operandis de las sectas para tener auditorio, bueno, las mineras se han apuntado primero.

En el vecino país de México, se ha vivido una controversia por la salida de Carmen Aristegui de W-radio. Hurgando un poco, se puede percibir mano de mono. Como ella han salido de la radio también Loret de Mola estelar de Televisa, y otros que aquí sería irrelevante mencionar. Al parece que a la primera se le cuelga el cartel de PRD y al segundo de Foxista; quizá haiga base para estos señalamientos, ¿Qué paso con la libertad de pensamiento? En Estados Unidos un periodista puede a titulo personal inclinarse por una corriente ideológica, pues si se equivoca sería su tumba en los medios. ¿Por qué hablo de esto? En nuestra hermosa Guatemala aun las cadenas de radio no son tan grandes ni influyentes como las de México, por ello escuchamos descabelladas ideas ultra derechistas como las de Zapeta, M. Yolanda; moderados como Alfred Kaltschmitt y su contra parte en izquierdista en la Nuevo Mundo por las tardes; esto es bueno pues uno moldea su pensamiento y se acostumbra a escucha ideas divergentes. En el vecino país existen infinidad de radios, pero monopolizadas por grandes grupos de radio que responden al poder en turno, al mejor estilo de la TV de Ángel Gonzales aquí. En Emisoras Unidas de Guatemala se vivió una situación difícil con la salida escandalosa de una izquierdista que codirigía un programa matutino, pero esto respondía al perfil de la radio y directrices de general dueño de la estación. Al principio me enoje, pero después comprendí que igual no me gustaría a un paranoico libertario. La diferencia radica, que aquí aun ay ventanas, si se cierran algunas habrán otras; mientras en México no. Guatemaltecos: APRECIEMOS Y DEFENDAMOS ESTE DERECHO.

Comentarios