El Criticón Chapín

El Criticón Chapín

En mí adentro

Vivencias, Recuerdos, Interrogantes y Charadas, con música.

viernes, 7 de marzo de 2008

Patrick Swayze


Desde aquellas memorables películas de baile en tecnicolor, hasta los films más prácticamente basura que a generado Hollywood, mochos contemporáneos ochenteros hemos vivido atreves de actores momentos inolvidables que de vez en cuando rememoramos al volver a ver las “Licas”.
Así, después de que nuestros padres vieran a Fred Aster bailando bajo la lluvia, a Shirley Temple bailando tap por las escaleras; a nosotros nos tocó ver a Travolta y Olivia bailar por una feria, al mismo latín lover danzar con mucha fiebre un sábado por la noche, a una soldadora bailar como maniática, a Kevin Bacon bailar con la renegada hija de un predicador y finalmente (quizá la ultima película con verdaderos éxitos musicales) a Patrick Swayze enseñando a bailar a una narizona (ya no) Jennifer Grey.

La última vez que había visto a Patrick, fue el año pasado, pues fue una sorpresa para unos bailarines que concursaban en la televisión estadounidense. Durante su presentación bailo y mostro aun la gracia que le acompañaba al hacerlo, en esos momentos ya a sus 54 años.
La mañana de ayer desperté con la noticia de que Patrick se nos adelantará en el camino. Hoy que estamos en pleno retro de películas ochenteras (Rambo, Indiana Jones, Etc.) uno de esos emblemáticos actores que las interpretaron, nos dirá adiós para siempre. La información es confusa, pero tienen en común las palabras Cáncer y terminal.

Recuerdo esos anuncios gigantescos, rojos si no mal recuerdo, puestos a los pies delas gradas de otrora moderno Centro Capítol; y de cómo los adolecentes de la época comentaban: “¿ya viste la lica Baile Caliente? se aprenden buenos pasos para danzar”. Comentario que bastaba para que muchos jóvenes se agolparan en el Cine Capítol, he hicieran colas que bajaban las escaleras y a veces salieran del centro comercial para tomar la 6ª avenida.

Cuantas veces no me pare frente a mi espejo he hice aquel giro que hace Patrick en la película mientras baila “I´ve Had The Time Of My Life” (que por cierto tiene un error, pues su pantalón de pronto aparece limpio); o cuantas veces no baile abrazado con la novia de turno “She´s Like The Wind” mientras cerraba los ojos y me creía Patrick; y cuantas veces no me quise comer la mirada de la chica que me embrujaba escuchando “Hungry Eyes”.

Pienso que la vida se debe ver un poco menos complicada. Mientras hoy soplan vientos de guerra por Sur América entre una ideología caduca, inoperante y estúpida; contra otra a la que su codicia la ha corrompido y convertido en asesina. Mientras los blogs muestran a cuan bajo puede llegar el lenguaje motivado por la retorica. Y mientras muchos se han olvidado de que la vida se puede gozar, sin que ello implique hacer sufrir a alguien, yo me puse a recordar mi juventud.

Mientras usted sea, amable lector, un hombre de buenos principios, disfrute de la vida: oiga una buena rola, vea una buena película y lea un buen libro: de vez en cuando párese cerca de la ladera de un barranco respire hondo, y de gracias por lo que aun puede hacer, como por lo que tiene a sus pies.

Ha… mi querido Patrick, es lamentable no volverte a ver, como lo es ya no ver a Van Halen, iconos de esa dorada época; pero sé que aunque no te conozco personalmente, formas parte del Sound Track de mi vida. Hasta pronto y gracias, porque en aquel momento me hiciste olvidar la guerra fría.

1 comentario:

  1. Wow... tu mejor entrada hasta ahora.. y mira que tenes buenas. Un lector asiduo de tu blog

    ResponderEliminar

Aclarame tus ideas