Sensualidad, Pornografía y doble moral


El lunes 10 de marzo Sharon Stone cumplió 50 años. Sus últimas fotos, en comparación, demuestran que los años no han pasado en vano. Hace 16 años se estrenó Bajos Instintos, una de las películas más sensuales y eróticas que yo he visto en mi vida. Decir que era lo sexual lo que la catapulto (la película), para mí, no es valido. La mezcla del guión y actuación en específica de ella junto al actor más creíble en cuanto a acoso, Michael Douglas hicieron un film excelente. La famosa escena del interrogatorio (que fue vendida como un desacuerdo entre ella y el director) no se centra para mí en la exposición de su anatomía privada, sino en ese preámbulo perverso y la forma de fumar de la protagonista.

Hoy ese erotismo ha dado paso a lo soez. Lohan, Britney, Paris y hasta María Conchita Alonso demuestran hoy día que no es necesario un buen argumento para hacerlo y también de que la depilación esta de moda. Pero no critico el estilo de vida de ellas, sino el enfoque que se da al cuerpo femenino, pues una cosa ser sensual y otra pornográfico.

Tampoco hay que caer en la brutalidad de pretender ser puritano, cuando no se es, como le ocurriera al gobernador de Nueva York, que por culpa de una hermosa trigueña tiro su carrera a la basura. Aquí hago un paréntesis: Es una lastima que en Guatemala no se actúe ASÍ, y no se confundan, no es por la relación sexual o el adulterio; es por la evasión fiscal y lo prometido en campaña.

El cine ha cambiado poco, bueno el latino sí. Almodóvar empezó a hacerse de un nombre con “Átame” en la que la narrativa despreocupada dejar ver al espectador momentos intrascendentes de una vida; como por ejemplo el de una chica entrando al baño y usando el papel toilette. Este tipo de cine que ya se hacia por entonces en España, creo todo un auditorio en el mundo, entre ellos Madona que dijo en una entrevista que le gustaba Banderas en esa película y el resto es historia.

Pero después tenían que venir los que llevan esto a la decadencia y apareció un “genio” en México que dijo: “bueno, si impacta una escena desinhibida ¿Por qué no desinhibir el lenguaje he impactar también con este?” y zas, apareció “Y tu mamá también” película que puso en el mapa a su director. En lo anterior se puede también, solo con los títulos, identificar lo sensual y lo soez. Aquí también vale aclarar que una cosa es llamar a las cosas por su nombre y otra buscarle 3 pies al gato. Y en Guate. Se ha llegado a pensar igual que en el país vecino y pretenden que nos traguemos que porque una actriz nacional se desnude y hable bajezas, es un buen cine.

Otto Soberanis hizo un excelente comentario en el Mañanero: “incluso no se ha de prohibir la pornografía a nuestros hijos y de poder, se ha de ver juntos, pues esto hará no alimentar el morbo y verlo natural” pensamiento para muchos liberal, pero evolutivo para mí. Muchos hogares aun no enfrentan la sexualidad, la sensualidad y la pornografía; y hoy “Motivadoras” extranjeras (Nuestro Mundo) llaman al guatemalteco “discapacitado” sentimental y sexual. Y es tan evidente la ignorancia que una puertorriqueña (Alexandra Rampola) montara un espectáculo llamado “Hablemos de sexo”; y sí, algunos guatemalteco pagaran por escuchar.

En resumen: Espero volver a ver un buen film como el que Sharon me regaló y francamente pienso que todo en la vida es bueno, sin caer en excesos y ¿usted que opina? diría Luis Pellecer.

Televisión
El floor manager de las transmisiones deportivas de Latitud, debe visualizar y cuidar más las intervenciones de Juan Carlos. Sus trajes deben ser un poco más grandes y que no den la impresión de desalineado que da. Se le tiene que ayudar en sus giros de cabeza su posición con respecto a la cámara y muchos otros detalles que en su conjunto, beneficien a este personaje. El es fuerte inspiración para muchos; se debe buscar una forma en que no desentone ante cámaras, pues su comentario es muy valorado por muchos.

Si no la ha visto, vea CAPADOCCIA de la HBO.

Prensa escrita
A Colom le vino de perlas el triunfo de la selección, el sábado muchos preferían ver las fotos de los diarios, hartos de tanta violencia y los pocos pantalones de los que velarían por que se haga justicia.

Una foto de Nuestro Diario muestra a los seleccionados de fut viendo una computadora y reza que ellos están viendo dicho diario, mentira, pues la Web NO existe, aun. La campaña lanzada hace poco por ese tipo de diarios apela al grueso de lectores que poseen y pretende quitar el estigma de que esa capa social no consume. Estos diarios sensacionales y de nota roja; pareciera a veces que son un catalogo de ropa interior. A pesar de mi desacuerdo con este tipo de periodismo, se que esto tiene alguna razón de existir. Pero lo único que se les debiera exigir es no tratar a sus lectores como ignorantes, cosa que con leerlos se fomenta, pues el estar informado no es sinónimo de sabiduría.

Radio
No sé que sentido tendrá la Yo Si Sideral, para pasar conteos de hace tiempo un domingo por la mañana. Cuando es sabido que en esta época, día y horario; muchos andan de juerga y desearían escuchar la mejor música de temporada.

Comentarios