El Criticón Chapín

El Criticón Chapín

En mí adentro

Vivencias, Recuerdos, Interrogantes y Charadas, con música.

jueves, 4 de febrero de 2010

Cuando cambiar el mundo es una realidad

A veces me pregunto porque existo. Las premisas van desde lo sublime hasta lo ridículo. Viene esto al caso por la anterior entrada. ¿He sido consecuente con mis principios? Es una pregunta que si con sinceridad se hace, pocos contestaran. Quienes huyen al relativismo y son pragmáticos legalistas, afirman que no se debe renunciar a un principio, pase lo que pase. El asunto creo yo, versa más sobre las aristas que traería un principio y que muchas veces pueden ser puestas en la balanza de lo más conveniente o de lo que es necesario, claro está, si de circunstancias extremas se habla; aunque muchas veces los juicios de esto lo hacen personas basadas en hechos hipotéticos, puesto que vivir una situación extrema podría variar ciertas premisas.

- Papá, podes ser más sencillo, ya me dolió la cabeza.- Diría mi chavito. Bueno, la cosa es que si nos damos cuenta jamás cambiaremos el mundo. Pero si podemos cambiar nuestro mundo, ese que gira en torno a nosotros.



Conozco a dos personas con capacidades especiales. Me hice su amigo y comparto todo lo que puedo con ellas. Recientemente visite a una de ellas, ahí me tratan como rey, su casa es humilde pero tienen una riqueza espiritual increíble. Persona entrañable, la chica, nunca ha salido sola de casa, a sus más de 30 años es una niña de hermosos sentimientos. Platicamos por casi 4 horas (tenía meses de no verle), después de cenar y disfrutar un Casillero del Diablo me despedí. En la puerta ella me dijo: - Gracias por ser mi único amigo. – Esto me dio vueltas toda la noche. Cuantas personas hay allá afuera en soledad. Muchos quizá tenemos el privilegio de salir de casa, distraernos, celebrar con amigos ó simplemente solos. Pero hay gente sin siquiera la oportunidad de decidir si puede hacerlo.

Ver films como “Gasolina” da una pobre perspectiva de los ideales en un chapín. Hay quienes dicen que ese es el retrato de este país. Yo pienso que el hecho de ser pobre no es sinónimo de patanería ni de ideales cortos, menos de carencia de bondad. Claro, no podemos ir por la vida como ingenuos, pero tampoco como perversos. El tener una actitud positiva no cambiará el mundo, pero influirá en nuestro entorno.
Cierta vez escribí que no debíamos empeñarnos demasiado en cambiar el mundo, pero me refería a la paranoica actitud que lleva ha muchos a olvidarse de vivir a plenitud su existencia, aparte de lastimar a quienes les aman.

Lo que pude darme cuenta, con mi amiga, es que he sido una buena influencia en ciertas personas, no soy la panacea, pero he logrado hacer una vida menos triste. Esto se debe a la forma en que crecí, lo que escuché, con quienes me junté. Hubo un tiempo en que pensamos que cambiaríamos el mundo, pero no fue así, más sin darnos cuenta adquiríamos actitudes que a la postre cambiarían nuestro pequeño mundo personal.

Aunque al final sea yo quien este más solo que un payaso en el cementerio.

Les dejo un himno de mi juventud, la rola no suena igual que hace más de 20 años, pero dice exactamente lo mismo que sigue sucediendo. Por cierto, recuerdo su presentación en el parque central, fue gratis y la trajo la esposa de Nicho, disque porque celebrábamos la democracia; es una de las vivencias más hermosas que he tenido en la música. La inigualable rockera Patricia Sosa, inspiración de muchos y con un vocearon de antología interpreta la canción con que La Torre (de la mano de Gady Papillón) se hiciera celebre en los ochenta. Coincidentemente mi contemporánea inicia cuestionando el motivo por el que se inspiro esta entrada. Podría subrayar: “Hay locos en los cuarteles.” Aunque todas las frases cazan en la realidad que hoy vivimos.


---------------------------_____________________----------------------------

Televisión
En Urbania de Canal Antigua, Ariel Amaya se discute un trinque de novela con Rebeca Rubio (así, hasta yo trataré de hablar bailao). La propuesta del programa como tal no es nueva, pero en estos lares no se había realizado, siendo una buena bocanada de aire nuevo en la TV chapina, puesto que no es lo mismo ver este tipo de programas con personas de otras sociedades. El tono informal, he irreverente, lo hacen una muy buena nueva opción.

Radio
Estuardo Zapeta en Contravía dijo: “cuando se le acaban los argumentos a los socialistas de mierda, siempre sacan la lucha de pobres y ricos.” Ahí estriba precisamente lo que ha hecho que PROREFORMA sea un proyecto muerto. El que se diga una verdad puede tener un efecto contrario al no decirla correctamente en un medio de comunicación. La forma en que se habla en casa con los cuates, sentado en un sofá y con una cheve en la mano, no es precisamente como podemos expresarnos en un medio para hacernos entender. La forma con la que ellos refieren su actitud es que son sinceros, pero muchos lo ven como soberbia. Tampoco digo que se baje la mirada al hablar, o escandalizo por las palabras incorrectas utilizadas para hablar. Pero ellos que son profesores y comunicadores, debieran de saber que hay un sin fin de radioescuchas a los cuales una misma premisa puede ser entendida de diferente manera. La propuesta de cambios constitucionales no es mala del todo, la forma en que algunos la han impulsado es lo que le ha hecho daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aclarame tus ideas