Ir al contenido principal

Laura Bozzo en Guatemala y el Talk Show

Talk Show
La historia de los Talk Shows, se remontan a la TV norteamericana de los años 60; el impulso a este tipo de programas se le debe a Oprah Winfrey, así como a algunos de sus competidores como Jerry Springer y Geraldo Rivera; estos últimos llevaron el genero al extremo a mediados de los 80´s, puesto que introdujeron el morbo de saber secretos inconfesables de sus invitados. Geraldo R. produjo quizá los programas más polémicos, cosechando una nariz rota tras la presentación de miembros del Kukus Klan. En este momento no recuerdo que programa fue, pero se registro el asesinato de un panelista que había revelado su amor gay secreto; al siguiente día el señalado amor imposible busco a su pretendiente y le mato con un arma de fuego. Programas como estos últimos derivaron en un nuevo mote: Reality Show. Las referencias actuales de los Talk Show, aparte del de Oprah, serian The Late Show ó The Tyra Banks Show (del que su 5ª temporada será la última en 2010).
Talk Show hispanos
Con el inicio de la televisión hispana en EEUU, inicio el camino de los Talks Shows latinos, El Show de Cristina ó Cara a Cara con María Laria, dieron el banderzo a este tipo de programas, aunque el ultimo de los mencionados creo fue el primero. Los dólares que manejan las televisoras de Miami han sido determinantes en la producción televisiva hispana, a parte de que lo han realizado con visión exportadora. La llegada de estos programas con tintes de reality fue toda una novedad en países como Guatemala, llegando a ser criticados por sectores conservadores quienes veían con espanto como temas como el lesbianismo ó el satanismo eran tocados sin tantos aspavientos. Saralegui aun continua vigente aunque relegada a un programa intrascendente mientras Laria aun lo intenta en América TV. El apogeo de los Talks Shows hizo que muchos comunicadores probaran suerte en ellos, Pedro Sevcec por ejemplo (a quien echaron de Telemando el pasado diciembre). Hoy día Casos de Familia de Judith Grace y Quien Tiene la Razón con Nancy Álvarez, son las producciones más exportadas de Miami, Shows que más que por los casos presentados, son reconocidos por la personalidad de sus conductoras.
Marta Susana en Guatemala
Uno de los Shows producidos por Univisión fue el conducido por Marta Susana, conductora argentina quien hizo carrera en México y terminó en nuestro país. Guatevisión lo intento. No se puede decir que fue un éxito, pero lo producido con el Show de Marta Susana es plausible, comparable en todo sentido con lo producido en Miami. El Show no admitió agresiones físicas, pudiéndose ver en ocasiones como la presentadora echaba del programa a panelistas con historias falsas. Quizá el fallo fue lo pretencioso del proyecto. Se hizo toda una parafernalia con la firma del contrato, cediendo el entonces presidente Oscar Berger el Palacio Nacional para la firma del contrato entre la televisora y la presentadora, cosa que fue criticada por algunos. Pienso que lo que acabo el programa (a parte de los contratos monopólicos de la TV abierta) fue la visión miope de los publicistas chapines, quienes nunca han creído en la TV de paga, aunque ahí se concentre el poder adquisitivo. El Show aun es emitido por Novelisima.
La “nueva” propuesta de TV Azteca
La abogada peruana Laura Bozzo condujo una deformación de los llamados Talk Shows, con su Laura en América, logra gran audiencia a costa de la exhibición de las desgracias de personas con bajos recursos y la violencia explícita entre los propios invitados. La sospecha de que los panelistas eran pagados era un secreto a voces en Perú. La utilización del programa como caja de resonancia del gobierno de Alberto Fujimori termino mal, fue envuelta en una trama de corrupción junto a Vladimiro Montesinos y hallada culpable de recibir una placa de oro pagada con dinero del estado peruano. De lo que fue absuelta fue de recibir dinero del Estado.

Es impactante como la imagen de un país entero fue hecha trizas desde la pantalla chica. En la zona nueve se encuentra la embajada peruana, cierto domingo caminaba con mi hijo por el lugar y al ver este la bandera de dicho país exclamo burlonamente: “Que pase el maldito perro”. Los peruanos lo saben, por ello una gran mayoría repudia la imagen que sin discriminación les dio. Cuando ella se defiende recurre a descalificar a quienes tienen poder económico, ya que según ella, son los “pobres” el objetivos de sus “programas sociales”. Lo anterior no es más ni menos que lo que hoy esta de moda en la política latina: El Populismo. Decir lo que las masas quieren escuchar, satanizar a quienes poseen más y atizar resentimientos, es lo que profesan quienes utilizan este discurso.
Su presentación
Durante la aparición de Bozzo en Que Chilero y Hechos, fue evidente el discurso descrito anteriormente. Fue patético ver a E. Valdizán (catedrático de oratoria de la UFM) entrevistar a la peruana y no hacerle las preguntas que cualquier digno periodista haría. Claro, la casa de Hechos es la productora del nuevo programa de Laura, cosa que justifica lo visto, con todo y que la Bozzo metió un golazo al decir que “se hizo un set en los estudios de Guatevisión”, cosa que rectifico en medio de la risa bochornosa de Valdizán.

El primer programa producido en México, dedicado a las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, se puede calificar de mediocre, sin nada nuevo, a no ser por el exagerado protagonismo de la conductora, quien de poder se cortaría las venas para llamar la atención. El programa no tuvo nada de periodístico ni de investigativo, apelando, como siempre, a los sentimientos abatidos de los panelistas.
Más sin embargo la amenaza es latente. Laura dice tener el apoyo (para los programas desde Guate.) de entidades sociales, así como de personajes inmersos en la problemática de la mujer, mencionando a Norma Cruz, flamante personaje del año de Prensa Libre. La peruana parece haber aprendido la lección, pretende hacer una especie de reality, en donde dice, irá al lugar en donde suceden los hechos planteados por sus invitados, y que de hecho serán historias verdaderas.

Es probable que Laura cumpla con el realismo de su nuevo Show, pero ante todo lo que se sabe que hizo, hay que tomar en cuenta que no ha tenido escrúpulos cuando de llamar la atención se trata. Lo más delicado es la imagen de los chapines, de por sí, desgraciada por políticos de pacotilla y por la violencia (consecuencia de los primeros), pero que aun no es tachada de algo generalizado. La manipulación de personas en sufrimiento es degradante si se hace en un programa con ribetes de espectáculo, se debe estar concientes que la producción recalcará que lo presentado es desde Guatemala, que los programas de Laura han sido amarillistas, que poco han buscado el fondo y mucho lo sensacional. Si lo anterior se une a personajes con intereses protagonistas, estaríamos ante una producción que podría destruir lo que queda de la imagen del chapín. Aquí estarán de plasemes los que ven la famosa cubeta de cangrejos.

Jamás pediría la censura, lo intolerante es para reyezuelos; lo malo por su peso cae, el problema es que se juegue con fuego y al final paguen el pato quienes no tienen vela en el entierro. El periodismo de denuncia nada tiene que ver con el juego perverso de la polarización y el lucro. Al final, espero equivocarme con lo que pienso podría pasar.

Comentarios

  1. Harto del populismo y de que la gente sea tan ingenua para seguir cayendo con espejitos... Espero que el proyecto no prospere

    ResponderEliminar
  2. La solucion para los precarios sexuales es de la idoneidad parafílica porque resuelve a todos los inescrupulosos quienes piden idoneidad a su delito para convertirlos en dóciles sexuales. La parafilia voyeurista consiste en ventosearlos al semblante a densos pantalones simétricos para masturbarlos castos con bates de base ball para extasiarlos preservantes de zarandearlos vehementemente a los cimientos hogareños porque los tales son víctimas de la indiferencia sexual.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Qué piensas