Ir al contenido principal

De las novelas clásicas a la apología del narcotráfico de las Narconovelas

Nunca fui fans de las Telenovelas, miré una que otra para hacerle la pala a mi ex, pero eso de seguir una historia predecible a cuentagotas no es lo mío. A pesar de ello puedo decir que la novela clásica (la de la pobre chica que se enamora del chico rico) no es del todo deplorable, puesto que su trama es la búsqueda del verdadero amor, idealizada si se quiere, pero algo que perfectamente entiende el sexo femenino. Las historias son cursis para quienes las queremos ver así, no para quienes perciben diferente pues las ven como un cuento de hadas. El problema de las novelas mexicanas fue el reciclaje hasta el hastío de sus actrices y actores novelescos, no atreviéndose a impulsar nuevos rostros, así como a su total renuncia a creer en sus escritores, siendo hoy de lo peor en cuanto a producción original. En la memoria quedaran las novelas que muchas de nuestras madres nos hicieron ver, Los Ricos También Lloran (salud Dionisio!) o El Maleficio (a que mi Torres!) fueron hitos de televisa hoy imposibles de emular, y por los cuales vimos una que otra lagrima en nuestras madres o hermanas. Y no digamos el momento que vivieron las venezolanas a mediados de los 80´s como Topacio ó Cristal; novelas que innovaron por sus temas musicales que hoy son clásicos, impulsando a interpretes como Guillermo Dávila, Rudy La Escala, Etc.

Aunque podríamos hablar de la cadencia, el género no está muerto, los argumentos se pueden modernizar. Pero la actualización no implica perder la esencia del argumento prostituyendo el género.

La Narconovela
Radio Punto presentó un excelente reportaje acerca de las Narconovelas, genero en franca boga hoy día. La mencionada radio tomó el sentir de la audiencia, radioescuchas que en su mayoría descalificaron el genero llegando incluso a pedir su censura. Estuardo Zapeta abordó el tema de la Narcocultura, matizándolo muy bien con las Narconovelas.

En el reportaje de la Punto, de varios capítulos, los escritores de las Narconovelas defienden su trabajo aseverando que en el desarrollo del melodrama los narcotraficantes pagan caro el estar fuera de la ley, llegando a decir que hacen un “favor a la sociedad”. Un trasnochado colombiano escribió diciendo que no se percibía la calidad interpretativa de los actores de las Narconovelas o lo profesional de las producciones, el único argumento que esgrime (a parte del mismo de los escritores) es el nacionalismo. Nadie niega a estas alturas la calidad de las producciones colombianas, Betty La Fea es la prueba, pero cegarse ante el evidente ensalzamiento de la cultura narco, es poco menos que desfachatez. Lo que quizá obvian los defensores de las Narconovelas es decir que durante los meses que dura el culebrón los televidentes podrán ver la vida de reyes que se dan los narcos, rodeados de cuantas mujeres pueden comprar. El mensaje hacia los barrios marginales esclaro: vive poco pero vive bien. Esto no es más que apología del narcotráfico.

Se dice que el narco a financiado argumentos, cosa creíble si vemos lo que sucede con los corridos mexicanos; por lo que no seria raro que también financiara a sus defensores. El tema no pasa por censurar, tampoco pasa por rasgarnos las vestiduras: es cuestión de cultura y hasta de higiene mental. Nuestro país se desangra ante la barbarie de los asesinos, pero así como exigimos al gobierno (en este caso la regulación de horario, más no la censura), debemos hacer nuestra parte. En el reportaje se dijo que hay colonias en donde los jóvenes han adoptado el acento colombiano, cosa asquerosa como lo hacen los reguetoneros nacionales con su actitud de sicario boricua. Siempre que capturan o destazan a las jovencitas mareras me he preguntado que le ven las chicas a los mareros, quizá en las Narconovelas esta la respuesta. La educación empieza en casa, un adulto responsable no debe ver esta clase de programas frente a los chicos, puesto que son basura y suficiente violencia vivimos como para malgastar nuestro tiempo de ocio viendo más violencia.
---------------------_______________________________---------------------------

*lamento la pausa, estuve muy enfermo, pero yerba mala nunca muere.

Comentarios

  1. Mi hermano, ese último párrafo me ganó las palabras y las letras a lo que yo siempre he buscado expresar... de nuevo ovación de pie a tu articulo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias SAM por expresar que comparte el pensamiento. Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Qué piensas