Un chapín en la crisis de los cuarenta

En estos días llego a esa edad que a muchos asusta, sí los incómodos cuarenta. Casualmente me había sentido incomodo de la vista y acudí al oculista, enterándome que oficialmente estoy algo chocolate. – No se preocupe, a esa edad es normal.- Fue la justificación que en son de consuelo me dio la doctora. – Es más, por su trabajo no le sorprenda que poco a poco requiera de más graduación.- Sentencio la ingrata.

Ya de regreso en el carro, y de camino a casa sonreía: - ¡Orale, ya estoy clínicamente viejo!- - Peor si el desgano sexual es falta de ayuda, bueno, tendré que evitar tirar ese correo basura en el que ofertan las pastillitas azules.- Pensaba burlonamente. -¡Ahora por fin entiendo al Pin Plata! Lo único cierto es que más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Recuerdo ese extraño momento en el que alguien por primera vez me dijo “Don”, despertó en mi un sentimiento de rechazo…¿Tan viejo me veo? Fue el primer pensamiento, pues lo de ruco se lo acostumbraba decir a personas ya entradas en años, a esos que a saber porque fregados me sentía inmune. Un día pensamos que hacerlo con la señora de las cuatro décadas sería excitante, pero al siguiente te parece mucho mejor al estilo Chepe Chepe 40 y 20; el problema es encontrar materia dispuesta de 20. Cierta vez, no sé en que lica, mijo y yo reíamos de este dialogo: -“Vamos chico, disfruta AHORA de esas chicas, después, tendrás que pagar por ellas.”- Cada vez que él veía a una chica yo le guiñaba el ojo y recordábamos la frase.

Pero esta batalla se da en la mente, si se la dices a alguien te sientes entupido, por lo que no te queda de otra que ir aceptando la cruda realidad. Si lo vez informáticamente, por más que actualices tu Windows 95, nunca será un XP. Recién vino Metallica y uno de mis cuates sufrió torticolis, descubrió que a esta edad moshear ya no es tan hevy. Veamos esta excelente ilustración:


Ya más en serio, si veo hacía atrás mi vida no ha sido tan inútil. Sentirme viejo no lo creo, quizá lo ruco se lo debo al cachimbazo de sin sabores que me ha regalado esta vida mía. Creo que la cosa no va por sentirte viejo o no, va por sentirte bien de la forma en que vives (aquella tu justificación!), hacer cosas con las que no te sientes cómodo solo porque las normas cronológicas no lo admiten es mentirte a ti mismo, pero lo que hagas también debe verdaderamente agradarte, no hacerlo solo porque no quieres sentirte viejo.

Ahora dicen que los 40 son los nuevos 30, lo verdaderamente patético sería creerlo. No importa a que edad lleguemos, si la has sabido vivir, si al voltear atrás vez que no estuviste por gusto, que fuiste el protagonista de tu destino. Igual daría que cumplieses 20 u 80, si toda tu vida te sentiste viejo.

Comentarios

Publicar un comentario

Qué piensas

Entradas populares