El irreparable pasado

Era sábado, había estado pintando en el patio un paisaje al óleo, me distraigo haciendo eso cuando no quiero pensar en mis clavos. Eran como las 5:30 de la tarde, una vez concluida la obra, me que viéndola fijamente; era una visión sobre el atardecer en un río, algunos rayos pálidos del sol que languidecía se posaron sobre la pintura aun fresca, haciéndome tener una perspectiva emocionalmente triste. El silencio de mi casa contrastaba con lo bullicioso que se escuchaba a las vecindades en donde un reggaeton se confundía con la música de los Temerarios. De pronto me di cuenta del sepulcro que es mi casa, en comparación a las vecindades y a la propia calle en donde se escuchaba la algarabía de unos niños jugando pelota. Lo pintado era un paisaje surrealista, quizá como mi propia vida, pensé, y es que no sé porque los sábados me ponen melancólico; es una rara sensación no tener quien te ofrezca o te comparta un tamal. Observé como la luz solar se fue diluyendo lentamente sobre la pintura hasta dar paso a la noche. Poco a poco el viento fue helándome la piel, mientras yo seguía frente aquel cuadro, ahora ya sin verlo, solo adivinando la respuesta de porque la noche llegó hace mucho tiempo a mi vida.

Iban a ser las 8 cuando decidí meterme a la casa, total mejor me ponía a leer, no pensaría charadas y así me daría sueño, además al día siguiente tenía un compromiso temprano. Me disponía a hacer la meme cuando insistentemente tocaron a la puerta. Era una vieja amiga con la que no nos veíamos desde hace más de un año. Ella es una dama elegante quien muy pronto cantará la de las cuatro décadas, de figura bien cuidada, morena muy clara y de un profundo cabello negro que hace juego con sus grandes ojos de igual color.

Cuando le observé me alegré mucho, por fin una visita deseable, después de las que me han tocado últimamente. Le ofrecí un café, pensé que sería una visita de cortesía.

- Peleé con el mi ex, y como no sabia a donde ir vine a tu casa. – Dijo en tono serio.
- Veremos p´a que soy bueno.- pensé.

La chica, había sido mi amiga con derecho hace ya una buena cantidad de años. Hoy las circunstancias no eran agradables. Yo estoy en una situación extraña que aun no termino de entender y ella en conflictos de divorciada.

Me contó como las cosas han degenerado en su vida, al punto de que se ha separado de su pareja por las drogas. Ella vive con su madre y sus 2 hijas, pero esa tarde el susodicho le llevó el dinero que un juzgado ordenó y tuvieron bronca. Yo no necesité contarle mi vida, ella ha estado atenta a mis desgracias, casi imposibles de pasar desapercibidas.

- Quiero que me hagas la pala, como en los viejos tiempos.- Dijo, mientras introducía su mano en su bolso y sacaba una de esas botellas cuadradas que venden en los supermercados y que no están precisamente en la sección de juguetes.
- Orale! pensé, esto se pondrá interesante.-

Entre casaca y casaca, se adentró la noche. Empezamos a recordar lo mal que nos salieron nuestras parejas; como lo que en un principio pensamos sería nuestro cuento de hadas termino en la más cruel de las pesadillas. En nuestra bohemia charla (aquella tu forma de que se lea bonito), anhelamos por una sola ves tener la maquina del futuro de Back To The Future, y llegar a aquel punto en donde herramos el camino, pero reparamos que la ciencia ficción no es la solución. En un principió les echamos toditita la culpa a ellos, pero al calor de la conversación (--) empezamos a reconocer nuestras culpas. Yo por mi parte reconocí el haber descuidado eso que llaman amor, ella el haber pasado por alto el comienzo de la adicción de él. Al final, creo que coincidimos en que fuimos los responsables en hacer desgracia nuestras propias vidas; y es que a veces en nuestro destino uno debe escoger entre varios caminos, increíblemente si existe el chance, pero uno no sabe el futuro y actúa más por instinto que por sensatez.

Fue un sábado extraño, impredecible; quizá melancólico, pero que terminó lleno de recuerdos, reproches y preguntas sin respuestas; para que describir lo demás… si basta con decir que no cumplí mi compromiso el domingo.

Comentarios

  1. Perdon Criticon que no vaya con el tema pero me gustaria que comentara este par de cosas en su proximo enrtada:

    1. La cancelacion del Programa al Filo de la noche que segun me entere sera el proximo viernes (sino fue en este pasado viernes)

    2. El cambio de formato del tan denostado Nuestro Mundo que ahora pasara a ser Buenos Dias

    Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Qué piensas