Morbo, Melodrama, Mineros y Marketing Mediático

Está de moda en los programas de TV buscar la lágrima fácil, apelando a la más pura y llana cursilería. Como ejemplo estarían los 2 programas dominicales recientemente estrenados (o debiera decirse reestrenados) por Televisa y TV Azteca; programas que buscan a toda costa un drama, pero que resultan siendo patéticamente repulsivos.

En esta línea del reality melodramático, no sé ustedes, pero yo estoy hasta la #$% de los mineros chilenos. Quizá no en sí de ellos, sino de la saturación mediática. Los que trabajamos en los medios (“en” no “dentro”) sufrimos una lenta y cruel tortura. El día del principio del rescate, después de terminar la jornada, hastiado del merequetengue minero, me dispuse a ver algo diferente en la tele; pero fortuitamente tuve visita, la persona estaba ansiosa por ver el rescate que se desarrollaba en Chile. Como buen anfitrión sintonice lo que me había hartado durante todo el día. Tuve la fortuna de que eran las 9 de la noche, por lo que no tuve que esperar mucho para ver salir al primer rescatado.

En su narración, Patricia Janiot de CNN decía que eran incontenible la emoción que se sentía al observar salir al primer minero; mi acompañante me confirmaba que sentía ganas de llorar; pero yo inexplicablemente permanecía indiferente en mi adentro, aunque por cortesía le seguía el rollo a la visita. Después, el inesperado paracaidista se apresuró a despedirse pues iría a ver el siguiente rescatado a su casa y le habían encargado pasar comprando palomitas de maíz. Al irse sentí alivio, por fin pude ver otra cosa, pero me quedé pensando en cuan diferente soy a la mayoría, no peor ni mucho menos mejor.

Pero desmenuzando la cosa, creo que lo que sucede es que la mayoría de personas están ávidas de morbo, y algunas otras en busca de emociones baratas. Las primeras ven estos shows mediáticos esperando inconscientemente que suceda una fatalidad, pues les sería extraordinario presenciarlo en directo; las otras simplemente quieren sentir emoción. Lo sucedido en aquella mina tiene poco de eroismo y si mucho de fortuna, pues eso fue lo que el año pasado le falto a cerca de 70 mineros mexicanos. No veo nada heroico en el hecho de actuar profesional y maduramente, el heroísmo podría achacarse a los rescatistas, quienes no hubiesen tenido éxito solo con las ganas, pues sin la ayuda de la agencia norteamericana NASA, la participación de empresas de muchas partes del mundo y hasta incluso ciudadanos salvadoreños, segura y rotundamente no hubieran tenido oportunidad alguna. Lo realmente extraordinario fue el buen uso de la tecnología, y la simple y llana coherencia de la sensatez humana.

Pero los medios son bandidos, buscan el rating a costa de lo que sea. Y así como se dijo en la mina, así se les debería decir a los medios: misión cumplida. Hoy muchos están satisfechos con haber llorado junto al televisor, mientras otros aun seguirían interesados, principalmente en el Enfermero Infiel. El triunfo mediático puede verse reflejado en los viajes, futbol, cruceros, programas de TV, Etc., que regalaran los buenos amigos del Marketing internacional, pues es ahora el momento de aprovechar la publicidad gratuita.

Que hubiese pasado si este potencial mediático hubiese existido cuando sucedió la verdadera hazaña de los sobrevivientes de los Andes o el regreso del Apollo 13? Probablemente los hubieran declarado santos, los hubiesen cubierto en oro y con tocar sus ropas muchos sanarían. Me imagino a las personas llorando desconsoladamente al ver al cielo, en el caso del Apollo 13, o ofreciendo su carne a los sobrevivientes andinos.

Jamás he pretendido demeritar a los participantes de los hechos en Chile, es admirable lo realizado y ejemplo de organización. Pero las comparaciones de los medios con otros hechos rayan en lo estúpido. Un reportero de una cadena internacional dijo: Los rescatistas son igual a los que estuvieron en 11/09/01 en Nueva York. Para comenzar los bomberos que corrieron hacia las torres sabían del peligro inminente de muerte que corrían, no sabían a ciencia cierta del terreno, corrieron en ayuda solo bajo una premisa que verdaderamente puede calificarse de heroica: ayudar a costa de su vida; como finalmente muchos lo hicieron.

Hurgando el diccionario me di cuenta cuan equivocado estaba, los participantes de lo acaecido en Chile si son héroes, pues mi percepción de héroe es distinta a la mayoría.
Héroe:
(Del lat. heros, -ōis, y este del gr. ἥρως).
1. m. Varón ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes.
2. m. Hombre que lleva a cabo una acción heroica.
3. m. En un poema o relato, personaje destacado que actúa de una manera valerosa y arriesgada.
4. m. Protagonista de una obra de ficción.
5. m. Hombre al que alguien convierte en objeto de su especial admiración.
6. m. En la mitología antigua, el nacido de un dios o una diosa y de una persona humana, por lo cual le reputaban más que hombre y menos que dios; como Hércules, Aquiles, Eneas, etc.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


La definición es ambigua. La 5a. Acepción nos aclara el panorama, pues según se comprende el héroe simplemente es aquel que en alguien despierta admiración, no importando los hechos, que pudiesen ser cualquiera. Por tanto, cualquiera pudiera ser considerado héroe. Las acepciones 4a. y 6a. son las aprovechadas por los medios masivos, es ahí en donde está la plata.

Tampoco se ha de caer en la falaz y victimizante acusación: «Todo es culpa de los malditos medios capitalistas.» puesto que al final estos son negocios, que primordialmente viven del espectáculo y no de la verdad. Son las personas las que deben pensar, y no permitir que determinado medio piense por ellas. Pero las manipulaciones son el precio a pagar por la libertad de expresión, pues no hay placebos intelectuales, solo mentes débiles.

El poder mediático manipula muchas mentes, es capaz de tergiversar la realidad, creando realidades paralelas en las masas, a tal punto que los hechos tangibles y concretos son ignorados, dando paso a la sobredimensión de un hecho que termina siendo fantasioso. Desde luego que ver un acto extraordinario es racional, lo irracional es verlo por 24 horas, cosa que solo lo logra un morbo bien encausado. Al final, pareciese que el mundo esta huérfano de héroes, necesitado de súper hombres y muy urgido de fantasías melodramáticas que rayen en la cursilería. Yo pensaría que muchos no piensan por sí mismos, pues creer que alguien es heroico solo porque la tele lo dice; situación que es poco menos que ignorar la realidad de los hechos demostrables.

Comentarios

  1. Lo que hicieron los minero chilenos fue sobrevivir, nosotros sobrevimos ala delicuencia, pobreza, corrupcion, falta de oportunidades, no 33 dias sino toda la vida, esto si es heroismo, de miles de guatemaltecos.

    ResponderEliminar
  2. fue una noticia sobre sobrevivencia, y de capacidad de como se resuelve un problema y sacar raja de todo eso. lo malo es que los medios lo volvieron un circo, donde los politicos querian ser parte de el.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Qué piensas

Entradas populares