El Criticón Chapín

El Criticón Chapín

En mí adentro

Vivencias, Recuerdos, Interrogantes y Charadas, con música.

jueves, 23 de diciembre de 2010

En esta Noche Buena


Hay tantas cosas que no he escrito (y que me muero por publicar) debido al exceso de trabajo de la época navideña. Época que me la he pasado de convivio en convivio y que por ello hoy tengo una fenomenal gripe.

Las cosas han mejorado en esta inexplicable vida mía. Nunca imagine estar escribiendo estas líneas, pensé que ya todo había terminado cuando partió mi niño. El sufrimiento ha sido mayúsculo, aun no sé como sobreviví. Hoy llego a navidad entero (bueno, mentalmente), agradecido con esa entidad divina a quien llamamos Dios por haberse apiadado de mi. No sé, pero muy dentro de mí siento que mi angelito me echó una mano desde allá en donde se encuentra.

El año pasado perdí mi hogar, mi niño y de guinda los ladrones me dejaron en la calle; quise morir. Pero he reiniciado mi vida desde cero. Con nuevas amistades, personas cuyas cualidades me abruman por su calidad humana. Seguí conociendo más a mis amigos especiales, a quienes puedo ayudar y acudir a ellos cuando necesito ayuda. Jefes extraordinarios, que sin pensarlo me han brindado la oportunidad de ser útil a este hermoso país de la eterna casaca. Incluso esta humilde bitácora sirvió para ayudar a un ser especial de parte de un increíble lector.

Reglón aparte para un lindo ser que ha llegado a mi vida. Extraordinario ser que debió batallar con mis complejos, con casi mi indiferencia. Y es que quedé sin creer en nadie, pensando que quién se me acercaba lo hacía por lástima, pero ella me ha demostrado que las cosas no son así. Vivimos un intenso Affair, que por razones que después contaré no puedo hacer del todo público en mi círculo social.

En fin, quiero compartir mi inmensa felicidad este fin de año con mis leales lectores. Agradecer su atención a esta catarsis que sirve de desahogo a esta surrealista vida mía. Decirles con la mano en mi corazón que hay que disfrutar de la vida cundo la ocasión se presta, puesto que la vida es un privilegio que no todos tenemos. Que hay que mantener nuestros principios a pesar de las adversidades, puesto que así nos respetamos y nos valoramos, ya que nadie lo hará mejor que nosotros mismos. Es muy importante ser productivos, no importa lo fuerte de la tormenta, se debe ser protagonistas de nuestras propias vidas, pues no podemos sembrar haraganería y pretender cosechar éxitos. Lo imprescindible es sentirte útil durante tu camino, pues sentado jamás te toparas con el éxito, a no ser que seas hijo de Bill Gates.

Deseo que la felicidad inunde sus hogares esta Navidad y que este nuevo año les traiga mucha pero mucha Paz y Amor, como a mí me dejó este año.

FELIZ NAVIDAD

Ahora que termina esta locura de fin de año, pondré al día con mi vida esta bitácora, hay una cantidad de sorpresas que he ido escribiendo y que son muy interesantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aclarame tus ideas