El bien contra el mal ó lo correcto

La muerte de Bin Laden polarizo a la mara. En las opiniones vertidas por radioescuchas en diversas radioemisoras me resultó increíble como la idea de una ideología nubla el concepto de lo correcto dentro de la misma ideología. El problema radica en creer que determinado representante de una ideología (en la mayoría de los casos solo de una parte) es “bueno” solo porque la representa.

El domingo observaba en TCM el film Dos Mujeres, lica que relata las peripecias de una viuda y madre joven (Sophia Loren) durante los días finales de la segunda guerra mundial en Italia. En su desarrollo la película, basada en una obra literaria, se describe la soberbia de los alemanes al creerse la raza elegida, subyugando a los italianos con sus ideas socialistas y como en dado momento asesinan sin el menor remordimiento. Cuando los aliados empiezan a marchar victoriosamente la viuda y su hija adolescente emprenden camino a Roma y en una iglesia frente a la Madonna una muchedumbre de aliados árabes las viola inmisericordemente. La Madre de la joven para una patrulla aliada y grita con odio lo que les han hecho, pero estos ni coco le ponen. La adolescente queda traumada y en el final de la lica se funde en un abrazo con su madre tras saber del asesinato de uno de sus mejores amigos a manos de los alemanes.

Lo anterior ilustra perfectamente lo que quiero decir. En una guerra hay vencedores y perdedores, de que haya buenos y malos depende del cristal con que se mire. Ser coherente con un pensamiento no quiere decir que estaré de acuerdo con crímenes a menos que mi pensamiento fuera el de un psicópata. Bin Laden fue un infeliz asesino culpable del asesinato de inocentes más cruel y premeditado de esta época, y murió a manos de otros matones, quienes se ocultan bajo la mascara de justicia pues ocultan el instinto más cavernícola de un ser humano: La Venganza. En esa guerra entre algunos gringos y algunos árabes priva lo insensato, y que carajo que aquí algunos se alegran por la muerte de miles de personas en las torres y otros celebran las torturas en Guantánamo.

-----------------___________________-----------------------

Con la absolución de Portillo se confirma la hipótesis de la entrada: La conspiración del pollo. Aparte de ser un tema en el que muchos idealizan a un Robin Hood a expensas de lo correcto.

------------------___________________-----------------------

Me pareció encontrar un común denominador entre Sandra Torres, Bin Laden y Obama: El fin justifica los medios.

Comentarios

Entradas populares