Mentiras Mediáticas

Pareciera que la gran mayoría de guatemaltecos ya está harta de la asquerosa campaña electoral, pero no es así. Los diversos medios de comunicación repiten sin cesar sus anuncios sobre la cobertura del día de la segunda vuelta electoral, pues aunque la saturación politiquera desborda el medio ambiente chapín, muchos de ellos no se desprenderán ese día de los noticieros, llegando algunos a desvelarse con tal de saber que sucede, cosa que repiten cada elección aunque ello no haya cambiado en nada sus vidas.

Siempre me he preguntado porque algunas personas pueden soportar todo un día noticias intrascendentes sobre la elección. La radio de noticias del monopolio anuncia su cobertura con una grabación en la que supuestamente presentan al primer votante que registró la primera vuelta. Primeramente, es casi imposible saber certeramente quien fue el primer votante, y si así fuera ¿A quien demonios le importa? También la grabación refiere el primer voto contado en una mesa electoral ¿Cambió eso el resultado? Por otra parte Guatevisión dice que el país ya los eligió a ellos para enterarse de lo que suceda ese día, sonando igual que las detestables campañas políticas; ahora recuerdo que llevan en su equipo al inepto moderador del debate de la AGG cosa que demuestra que no solo en el monopolio hay ineptos tras un micrófono.

Los medios luchan por ser los más escuchados o vistos el día de las elecciones, por lo que subliminalmente dicen que ese día cambiará la historia y que si no se vota se es mal guatemalteco. Muchos así lo han comprado y añaden que si no se vota no se tiene derecho a reclamar las acciones del gobierno electo. ¡MENTIRA! La historia cambiará siempre al comenzar un gobierno, y en la coyuntura política actual el cambió será apenas perceptible pues los dos candidatos son populistas aunque haya uno más payaso que otro. Mientras tanto el TSE despilfarra dinero en una campaña que solo servirá para seguir alimentando a los que viven del circo politiquero. Yo no votaré por ninguno, no creo nadita en ellos, pero eso no implica que deje de pagar impuestos que es de donde ellos cobrarán su salario. Sucede que si no tengo una oferta que llene o se acerque a mi expectativa, nadie me puede obligar a votar a favor de quien contradice mis principios. Esto en ningún momento quiere decir que yo invite a no votar, creo que quien piense que alguno de los dos candidatos es lo indicado para el país debe votar. Es más, le pediría al creador que quien gane cumpla lo que promete y yo me equivoque.

Ser un mal guatemalteco es robar, violar, asesinar y todo aquello que también hace a cualquiera un mal ser humano. Yo, como la gran mayoría de chapines trabajo, produzco e invierto en este país, y nadie puede obligarme a votar so pretexto que el no hacerlo me convierte en un villano como aquellos que prometen a cambió de que se les de poder. Tampoco se debe actuar como súbditos, ya que hay quienes dicen que “pobre el gobierno pues solo lo critican” olvidándose que quienes llegan al poder no fueron obligados a ejercerlo, sino, ellos mismos pidieron estar ahí pues aseguraban tener soluciones. ¿Entonces se debe callar ante la ineptitud? Si alguien hace un mal trabajo para el que había aplicado ¿Su jefe se calla y espera a que se vaya?

El 6 de noviembre dicen que lloverá, lo mejor será quedarse en casa ver licas y tomar chocolate con panito. Como siempre lo he hecho, por salud mental cuando voto, trataré de hacer un domingo normal, quizá antes de dormir eche un ojo para ver como va la situación con los chicos de Canal Antigua, pero como no me importa mucho que digamos, de no haber nada nuevo mejor me dormiré y me enteraré al despertar quien es el que ahora vivirá del trabajo de todos, ya que al final muy poco eso cambiará mi vida pues solo lo que yo haga con mis manos y mi inteligencia cambiara mi mundo inmediato; no dudando que habrá más de algún vividor que mejorará su vida.

Comentarios

Entradas populares