El Criticón Chapín

El Criticón Chapín

En mí adentro

Vivencias, Recuerdos, Interrogantes y Charadas, con música.

lunes, 13 de febrero de 2012

Adiós preciosa

Era domingo, la mañana estaba fría, el auto se detuvo en el Burger de la 6ª y liberación. Eran las 8 y restos, habíamos parado para comer algo antes de un compromiso. La Fabuestereo transmitía un programa que recordaba música de los 60´s, de pronto el locutor dijo:

- “Me piden música de Whitney Houston, como ella falleció ayer trataremos de incluirla” –

El día anterior me había desconectado de la red pues tenía que ir a lugares a donde no se lleva tecnología, por lo no sabía nada y al escuchar lo que decía aquel tipo me quedé inmóvil. Mis ojos se dirigieron por la ventana empañada al Boulevard Liberación, pero mi mente retrocedió no sé cuantos años, aquella lluvia pertinaz que bañaba el reloj de flores desapareció; de pronto volví a estar envuelto en niebla y en el medio del destello de luces, danzando en alguna disco esa rola tan de moda “I wanna dance with some body”. Era esa época en que no me preocupaba por que sucedería a la siguiente semana, no había jefe, no había pagos, no había responsabilidades; lo único que quería era “bailar con alguien”.

Esa época de colores pastel, mara abusando del atomizador, y breikeros por doquier, fue un lindo momento para millones de ochenteros. Whitney tenía vos de ángel, de hecho venía de cantar Góspel, pero llegó al mundo pop, esto aunque muchos dijeran que mejor se hubiera dedicado a ser soprano. La chica triunfó, pero como muchos de nosotros, las cosas no salieron como hubiese querido. Yo hubiese querido conocer el mundo, soñé con una familia y muchos hijos, la cosa se torció, la vida me llevó a derroteros insospechados, y en este camino he visto como muchos de mis amigos se marcharon sin llegar a lograr sus sueños. La negrita, al igual que muchos de nosotros, tenía su destino ingrato, seguro estoy no el que soñó en su niñez. Según dicen el serote de Boby Brown es quien la terminó de hundir en los estupefacientes, y no conforme me la cachimbiaba, cosa que los llevó al divorcio. Si nos ponemos a juzgar, lo anterior es muy poco, si tuviéramos que sentenciar a los involucrados, las aristas serían demasiadas, y quien no ha sido famoso y rico, que puede decir de lo que se siente. Lo cierto es que nadie reacciona igual ante un mismo sufrimiento, igual lloras si tenes o no tenes dinero. Ya anteriormente muchos “santos” ponían videos del antes y el después de Whitney en drogas, lo hacen llamándole con calificativos despectivos, dicen que con tanto dinero ellos no hubieran hecho lo que hizo ella con su vida. Ahora que ha muerto están en su mero mosh, lo esperaban, así lo querían; esto para que como fariseos señalar los pecados ajenos.

La rola del guardaespaldas es la que viene a la mayoría de mentes al saber su muerte. Ami me saltó su rola más Pop, no porque la escuché o la vi, sino porque la bailé, la gocé: la viví. Viendo melancólicamente esa sonrisa fresca que tenía, los colores y estilos que se usaban; así como la loca manera de bailar, solo sé que se vive una vez, que cuando se pueda se ha de gozar, pues la vida es efímera y nuestro destino puede llegar a ser cruel. Me quedo con lo lindo de su recuerdo, con ese sentimiento de libertad que sentí al vivir sus primeras rolas.

Ya hace mucho había escrito como en mi juventud me impactó otra rola de esa morena preciosa, esa que dice que hay un gran amor y no esta afuera de nuestro ser, muchos lo sabemos pero las circunstancias hacen que lo busquemos en otra parte. Escucharla ahora parece irónico. Adiós preciosa Whitney, ojala allá encuentres paz, gracias por regalarnos tus hermosos acordes. Yo aquí espero que muchos encuentren ese amor del que hablabas en esa rola que tanto me ha inspírado:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aclarame tus ideas