“¿Es tonto? Mande se me quitará lo mula al…”

No sé ustedes, pero yo escucho realmente insoportable el que cada que enciendo la radio algún locutor ofrezca mandar por mensaje de texto cualquier tipo de disparate. Si de por sí ya era bastante odioso el recibir mensajes de las telefónicas vendiendo tonos, ringtons, o que “Ganaste la oportunidad de participar en…” ¿? Ahora cualquier perico de los palotes busca en la Internet alguna frase, dicho o pensamiento, dice que es la inspiración del día y la mara más rápido que Otto Pérez poniendo más impuestos, corre a mandar el mensaje anteponiendo otra entupida frase.

“¿Quiere aprender a besar? Mande baboso al …” “¿Se siente solo? Encuentre su pareja ideal mandando asesino múltiple al …” “¿Quiere ver los mejores paisajes del mundo? Le mandamos el correo si nos envía la palabra lucer al…” “¿Quiere ver a las mujeres más lindas semidesnudas? Envié tonto depravado al…” Si así fueran los anuncios quizá no tendrían tanta demanda, aunque hay cada tipo que a saber si tuvieran más éxito.

Yo creerían que esto va dirigido a los adolescentes, aquellos que su falta cerebro les impide pensar por si mismos, pero no, el mercado es amplio. Igual lo hace una radio de regueton, de música en inglés, romántica o tex mex; nadie escapa a la maldición de los bobos mensajes. Aquellos que saturan los correos con ñoñas presentaciones, seguro son los más ávidos fans de la tontería del día.

El Día del Cariño fue el día de venta loca de mensajes, estos circularon sin ton ni son, ilusionando a más de algún incauto, quien creyó que así se inspiraba su peor es nada. Para muchos la modernidad evita pensar, para otros sentarse, describir sensaciones, olores y pensamientos es de viejos. Pero no. Es de personas inteligentes cuyas esencia no la revuelven con las masas, y quien tiene la suerte de ser su pareja, disfrutó ese día de tarjetas mal hechas, cursis frases, pero impregnadas del romanticismo de un autentico ser original.

Pero incluso, el verdadero amor no necesita de palabras, basta una mirada para sentir que tu corazón late más de prisa, que tus tripas se hacen un colocho. ¿Y quien necesita aprender a besar? Si le amas sus labios te parecerán frutas en miel, su aliento será tu oxigeno y no importará si no lo ves, pues al besarle cerrarás tus ojos para que te lleve al paraíso y no querrás abrirlos. Si lo anterior no lo sientes, no necesita aprender: no le amas.

Una cosa es leer frases para inspirarte, otra cosa es comprarlas para creerte mejor persona. Esta bien que de vez en cuando te guste alguna frase de animo, necesitarla todos las mañanas es seña que debes hacer algo con tu autoestima.

No hay nada más lindo que recibir algo hecho con las propias manos del ser querido, basta saber el tiempo que empleo para que uno se sienta verdaderamente apreciado con los garabatos. La motivación no esta en las letras, al menos no en esas que comprás, está adentro de ti mismo, en ese ser que percibe sensaciones maravillosas, pues como a lo master card, lo mejor de estas vida, no tiene precio.

Comentarios