Enamorado de los 80´s

Observaba la segunda entrega de la lica Grown Ups, Sandler y compadres rebuscan en la añoranza de mis contemporáneos para ofrecer una comedia, que raya en lo insulso, pero que despierta recuerdos de cuando éramos los reyes del mundo y nos despierta en una realidad que la mayoría no imaginamos en aquellos días. Lo que si se palpó en el film, es la enorme influencia que la música dejó, la innegable influencia que tuvo en nuestras vidas. Me puse a recordar, cerré los ojos y de pronto recordé los olores, los sabores y la sensación de libertad, de no preocuparme tanto por las grandes tonterías de este planeta.

Las tardes domingueras  

Después de almorzar tomaba una siesta, era domingo, mi adolescencia era mágica al ser parte de la década de las ilusiones y de la música, que para los jóvenes de entonces, no tenia genero, era eso, solo música.

Llegaba a la sala de casa ya barrigón de la atracada, me tendía en aquel piso a cuadros amarillo y rojizo, bajaba las bocinas del equipo y me acostaba a dormir en medio, esto mientras la FM 95 ambientaba mi sueño. Mi siesta dominical solo debía durar lo necesario, era seguidor de la discoteca rodante Miusic Power, a veces tocaban en Villa Nueva, Villa Canales, Etc. Cuando no, estaba La Playa, La Montaña, La Tucan, La audio illusion o la Frankestein; discos de local fijo.

Despertaba casi siempre sobresaltado, se me pasaba la hora de salir a tiempo. Un regaderazo, pantalón lila pachuco, playera blanca cuello de sacerdote y un saco blanco de “Sombol”, atizaban el ego juvenil, la creencia  ilusa de sentirme un Bruce Sprinting o un Michael J. Fox. Enfundado en la caricatura de Don Jhonson salía dispuesto a bailar y gozar de una música como nunca más se volvió a sentir: a vivir.

La juventud de entonces no escuchaba música en español, era lo que un joven quería escuchar. Mi familia aderezaba los almuerzos dominicales con marimba orquesta, me gustaba, me habían acostumbrado. Lo mío era el new wave, ese sonido que me  hacia soñar, abrazar la sensación de libertad, el espíritu de creer que todo era posible tan solo con creerlo. TODOS los chavos escuchábamos esa música, no había distinción de clases sociales, podías distinguir entre un breikero o un burgués, pero los dos escuchaban y bailaban lo mismo.

Reagan y el Papa me decían en los periódicos que el capitalismo era el camino, Ortega y Castro me daban miedo, eran los reyes de la demagogia, de la fantasía, de la igualdad: pero solo a su favor. No me interesaban tanto, tomar atol en la parada de “ruletero” y vestirme de”Sombol” o de “Lee”, era más  importante la  admiración de las adolecentes vestidas de Madonna, Cindy o Debbie Gibson. Éramos victimas de la moda, de música extrajera y las ilusiones…era mejor que ser victima de la delincuencia. Hoy día es preciado el tipo que enseña los calzoncillos, esté tatuado, con cara de asesino y boca de desagüe; claro que toda moda tiene su época y son solo expresión de nuestra necesidad de encajar, solo me sigue gustando más el gusto por la clase, que la moda de verse como un ser sin valor.

Como buenos Wannabe, tontamente emulábamos la clase media gringa, su forma de vida. Hoy se imita las clases bajas colombianas, puertorriqueñas y mexicanas, su pésimo lenguaje, su música corriente y su odio por quienes triunfan sin ser narcos o sicarios. En aquellos años las madres lloraban con Verónica Castro por Los Ricos También lloran, hoy muchas madres se emocionan junto a sus hijas con las narconovelas, apologías del narcotráfico, que disfrazan el mensaje con una moraleja de justicia cruel y sádica.

Aquellas tardes domingueras yo salía como a las tres y media, debía estar antes de las cinco en la disco, la variedad de perfumes, atuendos y moda me esperaban, sentía que me llamaban; bailar lo era casi todo para mi, me fascinaba.

Continuará…

------------……..---------------
No tengo que ver con El Peladero de El Periódico, la coincidencia última (publique yo 24 horas antes)  en gráficos y opinión fue fortuita.

Valdetti la gran  perdedora.

Sandra será recordada por las edecanes solidarias


Portillo decid irá en el país de nunca jamás

Comentarios

Entradas populares